Martes, 05 de diciembre de 2006
Por J. Manuel Areces

Imagen

Est? visto que lo de ETA le est? saliendo fatal al presidente del gobierno, y la alianza de civilizaciones se le derrumba, ayer se reunieron, Alemania, Polonia y Francia para decir que a el Turco no se le da ni la hora. Por tanto Zapatero precisa urg?ntemente salir con algo que nos haga desviar nuevamente la mirada, y ese algo es un manifiesto impresentable, que con motivo del aniversario de la constituci?n de 1978, pretende de carambola justificar la ley de la memoria hist?rica y la asignatura para la educaci?n de la ciudadan?a. Dicho manifiesto al menos nos sirve para confirmar, en escasos cuatro folios, la ideolog?a del nuevo socialismo a saber: sectaria, iletrada, filomas?nica, krausista, antihist?rica y papanatas, fiel producto de lo mejor del pensamiento Alicia.

Imagen

Este texto producto del inefable mamporrero Alvaro Cuesta, diputado asturiano con una larga tradici?n de defensa del laicismo extremista, muestra a las claras el terror?fico futuro que dise?an para su modelo de Espa?a ut?pica y revolucionaria. El PSOE est? tratando de retornarnos al pasado mediante un proceso de meter a toda la poblaci?n en una especie de maquina del tiempo, maquina que lejos de contar con engranajes, se encontrar? en las p?ginas de los futuros libros de texto que pretenden crear al albur de su nueva visi?n del mundo. Esta cosmogon?a socialista recuerda mucho a los tiempos en que Hitler y sus nacionalsocialistas pretend?an gobernar el mundo, mediante el uso de la propaganda, negando la existencia de la historia real, cre?ndo una historia oficial, quemando libros no aceptados, matando o encerrando al opositor, reeducando a la juventud con nuevas doctrinas m?sticas, de hecho se reescribieron los mapamundis.

Imagen

La filosof?a m?stica nazi, recuerda a todo lo que hoy sucede: del mismo modo que Hitler llevaba los or?genes de la naci?n aria al Valhala, Zapatero y Cuesta nos retrotraen al para?so id?lico de una republica ideal donde todo era paz y convivencia democr?tica, donde las leyes se respetaban, y aquellos gigantes de la pol?tica, precursores del frente popular, gobernaban paternalmente a un pueblo hinchado de cultura, educaci?n, valores y pan.

Imagen

Consecuencias del manifiesto laico las vemos por todas partes: de un lado la mencionada asignatura para reeducar a la ciudadan?a, de otro ejemplos claros de la cosmogon?a sociata, como por ejemplo lo sucedido recientemente en el Colegio P?blico Veneranda Manzano, en Oviedo, que suprime este a?o la fiesta de Navidad y el Carnaval de su programaci?n. La direcci?n y el claustro de profesores acordaron no celebrar el tradicional festival navide?o a pesar de que los padres y madres han expresado su malestar por esta decisi?n. La falta de tiempo y espacio y criterios pedag?gicos como la escolarizaci?n en el centro de alumnos de diversas culturas y religiones motivaron esta decisi?n, seg?n explicaron a padres de alumnos del Veneranda Manzano. Otro ejemplo de esta reversi?n de la realidad es la propuesta de cambio horario para Galicia. Los nacionalistas del BNG quieren que el huso horario gallego se adapte al de Canarias y Portugal. La idea de los nacionalistas y su l?der, Anxo Quintana, seg?n han aprobado en la XII Asamblea ?Nacional?, es diferenciar los husos horarios de Galicia del resto de Espa?a, adaptando la hora a la de Portugal y Canarias. O sea, "una hora menos en Galicia". No hablemos de las definiciones de naci?n producidas por los paletos regionales para sus comarcas y provincias.

Imagen

Estamos viviendo en la Alemania en 1930, o peor, vivimos en la Espa?a que siempre quiso el frente popular, y que Franco y media Espa?a les negaron. Como dice Gustavo Bueno, estamos detr?s del espejo de Alicia, en el pa?s de las maravillas, donde todo es al rev?s, donde el tiempo se puede cambiar, donde los conejos hablan, donde la historia es distinta a como fue. Cuenta una f?bula, que si metes a una rana en agua hirviendo escapar? de una salto, pero si la metes en agua fr?a y calientas lentamente el recipiente, la rana no escapar? a su muerte. Esto est? sucediendo en Espa?a hoy en d?a, nos tienen anestesiados, est?n subvirtiendo nuestros valores culturales, rompiendo nuestra hist?rica unidad y hasta suprimiendo la lengua com?n, todo ello en bajito y sin esc?ndalos, vestido con grandes palabras, como paz, democracia, modernidad, libertad, amor, o igualdad; lo cual lo hace m?s macabro y terror?fico si cabe. Est?n cercenando nuestra libertad, nuestra capacidad de decisi?n, nuestra libertad a optar.

Imagen

El estado, se ha convertido en padre y madre, y sustrae a los padres biol?gicos el derecho a la educaci?n de sus hijos, convirti?ndolos en imbeciles sin valores, agresivos e iletrados, es decir, el votante ideal para el PSOE y su proyecto revolucionario y carca, producto de la cosecha de la revoluci?n frustrada de los a?os 30.

Imagen

Adjuntamos las perlas vertidas en el manifiesto por la laicidad que se ha sacado Cuesta de la manga:

Imagen

En el a?o 2006 Espa?a conmemora el XXVIII Aniversario de la Constituci?n de 1978 que, junto a la Constituci?n de 1931, representa la m?s alta plasmaci?n en la historia del pueblo espa?ol de su voluntad de vivir en un r?gimen democr?tico. Se trata, como cada a?o, de un acontecimiento que debe llenar de orgullo y satisfacci?n a los espa?oles pues, no en vano, tras la quiebra del r?gimen republicano y con ?l, de la legitimidad democr?tica, el vivido desde la promulgaci?n de la Constituci?n del 78, ha sido el ?nico per?odo constitucional de normalidad democr?tica y estabilidad pol?tica.

Los fundamentalismos monote?stas o religiosos siembran fronteras entre los ciudadanos. La laicidad es el espacio de Integraci?n. Sin laicidad no habr?an nuevos derechos de ciudadan?a, ser?an delitos civiles algunas libertades como la interrupci?n voluntaria del embarazo, el matrimonio entre personas del mismo sexo, ? y dejar?an de ser delitos el maltrato a la mujer, la ablaci?n o la discriminaci?n por raz?n de sexo. Sin laicidad ser?a dif?cil evitar la proliferaci?n de conductas nada acordes con la formaci?n de conciencias libres y cr?ticas y con el cultivo de las virtudes c?vicas.

Desde la laicidad se garantiza la convivencia de culturas, ideas y religiones sin subordinaciones ni preeminencia de creencias, sin imposiciones, sin mediatizar la voluntad ciudadana, sin subordinar la acci?n pol?tica de las Instituciones del Estado Social y Democr?tico de Derecho a ning?n credo o jerarqu?a religiosa. La Laicidad es garant?a para desarrollar los derechos de ciudadan?a ya que el Estado Democr?tico y la Ley, as? como la soberan?a, no obedecen a ning?n orden preestablecido de rango superior, pues la ?nica voluntad y soberan?a es la de la ciudadan?a.

Creemos que el respeto a todas las opciones que suscita la vida personal y social, el respeto de la discrepancia y de la diferencia y la apreciaci?n de la riqueza de la diversidad de concepciones y valoraciones son pilares esenciales del entendimiento democr?tico. Sin embargo, el cultivo del derecho de libertad de conciencia y la autonom?a moral, ideol?gica o religiosa de los individuos, debe conciliarse con la potenciaci?n del m?nimo com?n ?tico constitucionalmente consagrado integrado por el conjunto de valores que constituyen las se?as de identidad del Estado Social y Democr?tico de Derecho: igualdad, libertad, justicia, pluralismo, dignidad de la persona y derechos fundamentales.

En una sociedad cada vez m?s plural en la que se hallan en circulaci?n pluralidad de c?digos ?ticos, fruto, entre otros factores, de la generalizaci?n de los movimientos migratorios, uno de los desaf?os m?s importantes que se plantean a los poderes p?blicos tras veintiocho a?os de vigencia constitucional, es contribuir a la formaci?n de ?conciencias libres, activas y comprometidas? con el ?m?nimo com?n ?tico constitucional?, esto es, con el patrimonio com?n de valores constitucionalmente consagrado.
Y es en dicho marco donde el legislador democr?tico ha asumido la parte de responsabilidad que le corresponde incluyendo en la nueva Ley Org?nica 2/2006, de 3 de mayo, de Educaci?n, la asignatura Educaci?n para la Ciudadan?a y los Derechos Humanos, una materia que trata de dar cumplimiento al mandato constitucional de promocionar los valores que integran lo que el ilustre constitucionalista Francisco Tom?s y Valiente dio en llamar ?ideario educativo constitucional? recogido en el art?culo 27.2 de la Norma Suprema. La Constituci?n espa?ola del 78 no dise?a una ense?anza valorativamente neutral sino que hace pivotar el sistema educativo sobre el deber de trasmitir y promocionar el respeto a los principios democr?ticos de convivencia y a los derechos y libertades fundamentales como el modo m?s adecuado para consolidar y perpetuar la vigencia del propio r?gimen constitucional y la convivencia de todos.
En el vig?simo octavo aniversario de la Constituci?n espa?ola de 1978, los socialistas queremos manifestar nuestro compromiso con el fomento inobjetable de la ciudadan?a como eje de la democracia y por ello nos congratulamos de la creaci?n de una nueva materia curricular que no har? sino fortalecer dicho valor .
Publicado por man1968 @ 11:03
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios