Domingo, 04 de junio de 2006
Por J. Manuel Areces

Imagen

El proceso negociador con ETA, por parte del gobierno Zapatero, ha sufrido un importante cambio de rumbo en esta semana. Inicialmente el debate sobre el estado de la naci?n se postulaba como el centro de la vida pol?tica en estos d?as, pero la existencia de una serie de amenazas por parte de Batasuna, sobre la posible encarcelaci?n de algunos de sus miembros, y alg?n dato m?s que por ahora se nos escapa ha forzado que Zapatero apretara el acelerador.

Te?ricamente el asunto ETA no iba a monopolizar el debate en el congreso, exist?an rumores de un pacto PP-PSOE de no agresi?n en esta cuesti?n, pero en el segundo d?a de debates, Zapatero en respuesta a preguntas del PNV sobre el proceso negociador, dice a Erkoreka:. que "primero la paz y luego la pol?tica". No obstante, a?adi? que "alcanzar el fin de la violencia" ser? una tarea que "lleve tiempo", pero que no impedir? "que el dialogo pol?tico comience". Todo esto coincide con las declaraciones el martes del secretario general de los socialistas vascos, Patxi L?pez; el cual anunci? que su formaci?n tiene la intenci?n de mantener una reuni?n oficial con representantes de Batasuna tras la comparecencia del presidente del Gobierno, Jos? Luis Rodr?guez Zapatero, en el Congreso en la que pedir? permiso para comenzar las negociaciones.

Imagen

Estas declaraciones han logrado que el Partido Popular reaccione y retire su apoyo al gobierno en el proceso de paz. Como consecuencia el jueves un Zapatero nervioso y demudado se reuni? con la prensa para aclarar: que la reuni?n que va a mantener el PSE con Batasuna no es "un di?logo ni una negociaci?n pol?tica de ning?n tipo". Zapatero pidi? que no se hagan "interpretaciones ins?litas", tras sus palabras en el Debate del estado de la Naci?n, donde dijo, claramente, que la negociaci?n pol?tica ser?a en paralelo al di?logo con ETA. Es m?s, incluso lleg? a reclamar "sosiego, meditaci?n" y "responsabilidad" a los dirigentes del PP. Rajoy ya adelant? en La Ma?ana de la COPE que "esa reuni?n" del PSE con Batasuna-ETA "sobrepasa las l?neas rojas que le dio el PP" y a?adi? que si se produce "yo quedo liberado de cualquier tipo de apoyo al Gobierno". Zapatero intent? explicar que no ha cambiado nada y que sigue sosteniendo que primero ser? la paz y luego la pol?tica, en clara contradicci?n con lo dec?a este mi?rcoles en el Debate sobre el estado de la Naci?n, y, en esta ocasi?n, dijo que el di?logo pol?tico se debe producir con las fuerzas que est?n en la legalidad.

Con todo esto, el fin de semana ha servido para aclarar m?s las posiciones, un Zapatero chusco y tajante amenaza al PP y le responsabiliza de estar contra la paz, y la derecha sostiene y mantiene su ruptura, cabreada seguramente m?s por la traici?n del presidente al no ponerles en guardia sobre sus planes con Batasuna.

Hasta aqu? los hechos, pero todo esto huele a chamusquina. Resulta extra?o que Zapatero, por mucha cintura que tenga, se arriesgue a una ruptura con el PP de manera tan veloz y poco suave, cuando tanto le ha costado recabar el apoyo del principal partido de la oposici?n, extra?a tambi?n mucho que se permita el lujo de proporcionar excusas a los populares, y m?s que lo haga con luz y taqu?grafos. M?s bien parece que algo ha sucedido, que los acontecimientos se han adelantado al Presidente y este ha tenido que sumarse una vez m?s a la vor?gine diaria.

Pienso que las razones hay que buscarlas en el Pa?s Vasco, y m?s concretamente en su complicado entorno pol?tico: En el resto de Espa?a la mayor?a pensamos que Batasuna es el ?nico partido independentista, pero no es as?, las Vascongadas tienen un amplio espectro de fuerzas abertzales, coincidentes en algunos de los fines pero divergentes en los m?todos.
As? tenemos la plataforma Elkarri que desde 1992 ha venido defendiendo la no-violencia, el di?logo y los derechos humanos a trav?s de m?ltiples iniciativas p?blicas y reservadas, tanto en la base de la sociedad y en el ?mbito local, como en el mundo de la pol?tica. Tambi?n hay partidos como Ezker Batua (izquierda unida) socio de gobierno del PNV y que desde hace a?os se posiciona al lado de la izquierda Abertzale, Aralar que est? compuesto por ex miembros pacifistas de Batasuna, con ellos AB y Zutik.

Todos estos grupos llevan a?os defendiendo la independencia desde posiciones pac?ficas, y de hecho, son contemplados por Batasuna-ETA como traidores y disidentes. Pero lo cierto es que estos grupos han ido restando votos a Batasuna y sus adl?teres del PCTV, hasta tal punto, que los batasunos llevan tiempo realizando una campa?a de acoso en los municipios vascos a los ediles de estas formaciones, en dicha campa?a se acusa a estos ediles de ?LAPURRAK? (ladrones), se les acusa, en definitiva, de restar apoyos a la causa de Batasuna. En esta guerra por apropiarse del proceso de paz, se encuentra el PNV-EA, al que el proceso negociador de Batasuna y PSE les pill? con el pi? cambiado, y claro; necesitan subirse al carro de cualquier manera.

El temor evidente de Batasuna consiste en perder el liderazgo del proceso, y el miedo de sus contrarios se basa en perder votos en caso de que Batasuna sea legalizada y comience a recuperar esca?os en Vitoria y municipios a lo largo y ancho de las vascongadas. No cabe ninguna duda que, desde la ilegalizaci?n de Batasuna, todos estos grupos cosecharon gran n?mero de sus votos y hoy no quisieran perderlos. Batasuna debe, por tanto lograr el monopolio de la pacificaci?n y la liberaci?n de Euskadi para s?. En medio de todo este maremagno el gobierno Zapatero est? dando carta de legitimidad a Batasuna al anunciar negociaciones formales, cosa que por otra parte sab?amos que suced?a desde hace cinco a?os. Lo que el gobierno no entiende, es que Batasuna solo sabe moverse en pol?tica mediante la amenaza y el chantaje, no en vano es el brazo pol?tico de ETA, y necesita ser legalizada, por obtener votos, financiaci?n y para suprimir a los enemigos internos, los disidentes del nacionalismo vasco, que pueden hurtarles lo que ellos consideran suyo de derecho.

Zapatero tiene una papeleta dif?cil; por un lado necesita que triunfe el refer?ndum catal?n, pues no olvidemos que los abertzales est?n muy pendientes de este proceso, ya que les legitimar?a para pedir lo mismo para ellos, y por otra no se da cuenta que est? tratando con la peor ralea del nacionalismo vasco. Para Batasuna no hay ley que valga si no la usan en su propio beneficio, si es preciso recurrir a la violencia callejera; se recurre, si hay que amenazar a otros abertzales; se les amenaza: lo que sea preciso con tal de obtener el poder absoluto. No olvidemos que se trata de un grupo revolucionario de corte marxista-maoista que recurre a la violencia para obtener sus fines pol?ticos. Pero Zapatero en su profunda incultura ideol?gica solo entiende que ser de izquierdas es intr?nsecamente bueno, y ah? est? su fallo; en su ignorancia, pues est? jugando con fuego. La apuesta del Presidente del gobierno ha llegado a un punto de no retorno, el control de la situaci?n ha quedado en manos de Batasuna, y se est? corriendo por un fino hilo que separa la legalidad de la ilegalidad: esto no lo puede hacer un gobierno que representa a todos los espa?oles.

Imagen

Se entiende que el final de todo esto es oscuro, pues en Catalu?a es probable una abstenci?n brutal, o incluso que triunfe el no, y desde luego los r?ditos electorales del Presidente est?n a la baja; pues el desgobierno nacional es evidente; la situaci?n de la econom?a amenaza nubarr?n, numerosos grupos c?vicos van a dar la batalla contra la negociaci?n y el estatut. Demasiados incendios y pocos bomberos, y por mucho que pretenda echar los balones contra el PP, ya nadie cree a este Presidente, que en las encuestas se encuentra por debajo en apreciaci?n de sus vicepresidentes. Hasta Felipe Gonz?lez ha tenido que salir a la palestra para abroncarle. La situaci?n es confusa y Zapatero nos lleva a todos por una monta?a rusa sin frenos ni ra?les, presa de su propia agitaci?n por retomar el control y convertir su arriesgada apuesta en un triunfo electoral. Solo queda por ver la respuesta de la ciudadan?a, tanto en el refer?ndum catal?n, como en las municipales y auton?micas de 2007.
Publicado por man1968 @ 11:33
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios