Viernes, 19 de mayo de 2006
Por J. Mauel Areces

Imagen

Este Mes de mayo alumbra m?ltiples iniciativas de la sociedad civil que merece la pena destacar. El nueve de mayo se present? en Madrid el partido de los Ciudadanos de Catalu?a, con una emocionante mezcolanza de lo mejor de unos valientes librepensantes, que han realizado el honrado discurso de llamar al pan, pan y al vino, vino. Trat?ndose del foro madrile?o no es dif?cil escuchar buenos discursos, pero viniendo de la mediatizada Catalu?a, pues como que hasta emociona ver que quedan ciudadanos libres y mentes, que ven m?s all? de lo que muestran sus controlados medios de comunicaci?n, gentes que han dado un paso duro y dif?cil, tal y como est? el patio pol?tico, pero entiendo que muy necesario. Estos gestos solo pueden contribuir a refrescar la democracia, a generar debate de ideas y ante todo a clamar por el derecho a la libertad. Emocionante se puede calificar el hecho de ver a personas como Arcadi Espada terminando sus brava oratoria con un VIVA ESPA?A.

Superar los complejos pol?ticamente impuestos, trascender al pensamiento partidario y buscar nuevos modos de dar voz a la sociedad, son tareas de obligado cumplimiento en nuestros d?as. Vivimos tiempos convulsos, muchas veces lo digo, y deben ser aprovechados por las gentes de bien, pues de lo contrario, de este r?o revuelto se aprovecharan los filibusteros de siempre. El paisaje pol?tico necesita regenerarse y nutrirse de sabia nueva, el paisanaje necesita alzar su voz, y desde los partidos se est?n frenando ya hace tiempo los intentos de muy validos militantes por refrescar las viejas estructuras: Si en tu organizaci?n no te dejan, abre un camino nuevo.

A pesar de los nubarrones que nos circundan veo que se abren opciones interesantes si aprovechamos la coyuntura, la sociedad est? dando rienda suelta a su descontento y se organiza. Ataques a la unidad nacional como el de los estatutos est?n fomentando la aparici?n de numerosas plataformas pro defensa de orden constitucional, hay grupos regionales que surgen con el objetivo de denunciar la locura reformista de los nacionalistas, tal es el caso de ciudadanos de Catalu?a, el Foro Espa?a en Asturias, La fundaci?n para la defensa de la naci?n espa?ola o de vigueses por la libertad. Organizaciones que al estar integradas por ciudadanos de a pi?, no se cortan en llamar a las cosas por su nombre, ya que entre el paisanaje lo pol?ticamente correcto no es norma obligada, y as? uno puede hablar de Espa?a, de patria, constituci?n o lo que le parezca sin miedo a las cargas de la oposici?n. La sociedad civil carece de los complejos oratorios del pol?tico de turno, las cosas son simplemente lo que son y no se precisan circunloquios ni vaguedades destinadas a marear la perdiz.

En lo econ?mico, tras el terrible impacto del cierre de Forum filat?lico y Afinsa, los empleados y ahorradores prefieren unirse en plataformas ad hoc, a confiar en las OCU o en los departamentos de consumo, organizaciones que no supieron en su momento denunciar o prever lo que se avecinaba, y que ahora pretenden sacar tajada del dolor de cientos de miles de familias.

Algo se mueve en la sociedad, producto del hast?o por una clase pol?tica inoperante e interesada solo en sus asuntos particulares, una sociedad asustada de que nos tiren abajo lo poco que funciona de nuestras instituciones, ciudadanos en definitiva que buscamos nuestro hueco de participaci?n y opini?n permanente, m?s all? de conformarnos con votar una vez cada cuatro a?os.

Convendr?a poner un anuncio en prensa: -Se precisan cambios: ciudadanos solicitan buenos gestores y espacios de opini?n, abstenerse pol?ticos resabiados, duraci?n m?xima del contrato: cuatro a?os-.
Publicado por man1968 @ 21:40
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios