Lunes, 08 de mayo de 2006
Por J. Manuel Areces

Imagen

Con la inflaci?n de precios fuera de control, el ahorro de las familias por los suelos, la expansi?n del cr?dito privado por las nubes y la productividad del trabajo en n?meros rojos: la competitividad de la econom?a espa?ola se desploma. Es preciso que el gobierno Zapatero se deje de Maragalladas, de aspavientos republicanistas, y entre a trabajar por una Espa?a mejor de manera definitiva y eficaz. Claro que teni?ndo un ministro de econom?a a la gre?a con el principal asesor econ?mico de Moncloa, un Presidente que va regalando los derechos de nuestras empresas a lideres populistas, o intervini?ndo alegremente en Opas del mercado libre, poco podemos esperar. Ello sin hablar de la brutal carrera de gasto en la que se han metido todos los ministerios, para subvencionar a amigos y parientes ideol?gicos, as? como a las agencias de publicidad para promocionar una casi inexistente labor de gobierno. Claro que cuando a nuestro inexperto Presidente por accidente, le dicen eso de que "en tres tardes se domina la econom?a", pues ?tese usted los machos y ?chese a temblar.

La situaci?n es esta: La Comisi?n Europea ha recortado su previsi?n de crecimiento econ?mico para Espa?a, hasta el 3,1 por ciento en 2006 y hasta el 2,8 por ciento en 2007, en lugar del 3,2 por ciento y del 3 por ciento que hab?a pronosticado el pasado noviembre. Asimismo, ha aumentado de nuevo su previsi?n de inflaci?n, hasta el 3,6 por ciento este a?o. En lo que respecta a la zona euro y el resto de la UE, la CE ha revisado al alza sus ?ltimas previsiones.

Almunia, a la saz?n Comisario de Asuntos Econ?micos, explic? que los an?lisis de la Comisi?n sobre la econom?a espa?ola de los ?ltimos meses ponen de relieve dos elementos. Por un lado, las cifras de crecimiento, inversi?n, empleo o situaci?n de las cuentas p?blicas son "muy positivas". Y a la vez, "el horizonte tiene nubarrones", entre los que enumer? la "p?rdida de competitividad, inflaci?n m?s alta, baja productividad y d?ficit por cuenta corriente con el exterior en aumento".

El crecimiento no va a ser eterno, hay que hacer reformas

Estos problemas responden, seg?n el comisario de Asuntos Econ?micos, a un patr?n de crecimiento que "descansa mucho en la demanda de consumo". Esta demanda se ve "alimentada" por los bajos tipos, que permiten a las familias endeudarse para comprar viviendas, lo cual "anima extraordinariamente al sector". Por todo ello, apunt? que Espa?a es uno de los pa?ses de la zona euro con m?s "riesgos" para el crecimiento econ?mico derivados de la evoluci?n del sector de la vivienda. ?sta "puede verse afectada por el endurecimiento de las condiciones de financiaci?n como consecuencia de la subida de tipos de inter?s", subray?.

Los efectos de estos factores comenzar?n a sentirse en los a?os 2006 y 2007, ya que aunque la econom?a espa?ola va a seguir creciendo por encima de la media de la zona euro, las diferencias de crecimiento disminuyen, subray? Almunia. El ritmo de creaci?n de empleo se mantendr? pero aumentar? el d?ficit por cuenta corriente.
Por otra parte el Banco de Espa?a en un reciente informe indica que la demanda nacional continu? mostrando en este periodo una "lenta" desaceleraci?n, recortando su tasa de crecimiento en una sola d?cima, hasta el 4,7%. La evoluci?n del consumo y de la inversi?n en capital fijo siguieron sosteniendo la demanda interna, aunque ambas variables se moderaron en los primeros meses del a?o. Por ramas de actividad, la construcci?n y los servicios de mercado siguieron siendo los sectores m?s din?micos de la econom?a espa?ola y los que m?s contribuyeron al aumento del PIB. Por su parte, la actividad industrial tendi? a consolidar e intensificar la mejora registrada en la segunda mitad de 2005
En cuanto al consumo de los hogares, el Banco de Espa?a indica que sigui? creciendo por encima de la renta disponible, aunque se?ala que el alza de los tipos de inter?s facilit? la moderaci?n del consumo a trav?s de su efecto sobre la renta, a la que rest? unas d?cimas de crecimiento. Igualmente, apunta que la menor revalorizaci?n de la riqueza de las familias, ligada a los menores crecimientos de los precios de la vivienda, contribuy? a desacelerar el gasto de las familias, aunque ese menor crecimiento no est? siendo suficiente para detener el recorte de la tasa de ahorro.

En el caso de la inversi?n residencial, donde el impacto de los mayores costes de financiaci?n es a?n mayor, la moderaci?n del gasto, seg?n el Banco de Espa?a, est? siendo por el momento igualmente gradual. De esta forma, en los primeros meses de 2006 el aumento de la financiaci?n concedida a los hogares fue superior al 20%, lo que eleva la vulnerabilidad del gasto ante nuevos endurecimientos de las condiciones monetarias y una desaceleraci?n del precio de la vivienda.
Aumenta el empleo pero baja la productividad

El Banco de Espa?a indica que el empleo evolucion? en l?nea con el aumento del PIB, manteniendo su ritmo de crecimiento en una tasa del 3,2%, sin que se observen por el momento cambios en la patr?n de "bajas ganancias" de productividad. Concretamente, afirma que la evoluci?n del empleo en los primeros meses de 2006 aporta pocos cambios en los patrones ya conocidos de fuerte avance en la construcci?n y los servicios y bajo crecimiento de la productividad del trabajo, especialmente en estas mismas ramas. Adem?s, destaca que el empleo en la industria ha prolongado en 2006 la "modesta" recuperaci?n que inici? a finales de 2005.

En cuanto a los costes salariales, el organismo presidido por Jaime Caruana indica que los resultados de la negociaci?n colectiva para 2006 apuntan de nuevo hacia incrementos salariales en torno al 3%, si bien advierte de que el impacto de la activaci?n de las cl?usulas de 2006 ser? m?s intenso que el a?o anterior. El Banco de Espa?a afirma que el avance de los costes laborales y el impacto alcista del encarecimiento de la energ?a han sustentado el aumento de la inflaci?n en los primeros meses de 2006, en un contexto de ampliaci?n continuada de los m?rgenes de explotaci?n.

Aumenta el riesgo sobre la inflaci?n

El IPC situ? su tasa de variaci?n interanual en el 3,9% en marzo. En este sentido, el organismo supervisor indica que el precio del crudo super? sus m?ximos hist?ricos en el mes de abril, como consecuencia de las tensiones geopol?ticas en algunas zonas productoras. Este encarecimiento, en un contexto de fuerte aumento de la demanda y un excedente de producci?n muy reducido, se ha trasladado a los precios. Aunque por el momento la incidencia de estos aumentos sobre las tasas de inflaci?n y crecimiento sigue siendo reducida, el Banco de Espa?a afirma que no cabe descartar la "aparici?n retrasada" de estos efectos. "Adem?s, el riesgo de un agravamiento de las tensiones en el mercado de petr?leo es elevado y, dado que el origen se situar?a en un posible recorte de la oferta, el impacto sobre el crecimiento global ser?a mayor", subraya.
A modo de conclusi?n, el organismo presidido por Jaime Caruana dice que, si bien la econom?a espa?ola ha sido capaz de generar algunos cambios en su patr?n de crecimiento en los ?ltimos trimestres, estos cambios son todav?a "inciertos e incipientes" y pueden ser demasiado "lentos y graduales" para facilitar la correcci?n requerida. Adem?s, apunta que, en otros ?mbitos, como la formaci?n de precios, se mantienen comportamientos inerciales, que no solo no contribuyen a corregir las p?rdidas de competitividad, sino que pueden agravarlas. Esta situaci?n, concluye el Banco de Espa?a, requiere que las pol?ticas econ?micas se orienten hacia la correcci?n de estos desequilibrios, moderando las presiones de demanda a trav?s de la pol?tica fiscal, y aumentando la flexibilidad de la econom?a con nuevas reformas estructurales.

Es preciso regresar a las pol?ticas m?s liberales como bajar los impuestos que tan buenos resultados dio en los ?ltimos tiempos, hay que dejar que los empresarios y los ciudadanos de a pi? dispongan de m?s dinero para invertir. Esta reducci?n de la presi?n fiscal debe acompa?arse con una completa reforma en cuanto al marasmo burocr?tico que caracteriza a nuestra administraci?n, ya que a cada paso que debemos dar nos encontramos con una traba burocr?tica.

La administraci?n ha olvidado que est? para facilitar las cosas, no todo consiste en subvencionar, sino m?s bien en eliminar trabas jur?dicas y burocr?ticas. Este c?ncer acompa?a a todos nuestros gobiernos y es un mal end?mico que debe cortarse de ra?z.

Tambi?n se hace necesario, con respecto a la famosa inversi?n en I+D analizar donde est?n y?ndose los fondos p?blicos, porque por poner un ejemplo las universidades se est?n comiendo buena parte de ese presupuesto sobre el que no hay un control de resultados. Poca investigaci?n aplicada y mucha b?sica, y para colmo con poco contacto con la empresa. Existen demasiados investigadores universitarios analizando lo que ya est? inventado, e inventando ?nicamente nuevos m?todos para ampliar el presupuesto del departamento.

Finalmente y con respecto a los precios del suelo no me atrevo ni a hablar. Creo que la soluci?n pasa por desatascar la constante acumulaci?n de competencias por parte de las comunidades aut?nomas y descentralizarlas a favor de los ayuntamientos, con esto se equilibrar?a el presupuesto municipal y con buena gesti?n para reducir deuda podr?amos sanear las corporaciones locales y hacer que desv?en la mirada de los gruesos ingresos del ?rea de urbanismo, que junto otras materias impositivas locales, lo ?nico que hacen es aumentar m?s la presi?n sobre los ya aplastados ciudadanos. L?gicamente tambi?n se puede intervenir los precios del suelo, pero la experiencia demuestra que siempre habr? alguien dispuesto a pagar unas jugosas comisiones para recalificar y otro por cobrarlas. Si reducimos presi?n fiscal sobre la nueva construcci?n e industria auxiliar, y beneficiamos fiscalmente al vendedor de suelo en determinados par?metros de precio sobre el metro cuadrado urbanizable fijado anualmente, atacando a la especulaci?n y a la corrupci?n de la administraci?n, puede que se lograran algunos avances, todos ellos siempre acompa?ados de una fuerte presi?n de la administraci?n tributaria con respecto al dinero negro.

Evidentemente tambi?n se hace preciso un recorte en el poderoso tama?o de la n?mina de administraci?n, cada gobierno que ingresa aumenta la oferta p?blica de empleo cuando lo que se necesita es eficacia en la gesti?n y menos estado. Hay muchas recetas, en definitiva, y m?s vale que nuestros gobiernos se ocupen de estos temas en lugar de sacarnos de quicio a los ciudadanos con cuestiones balad?es e inventos extravagantes se corte federal o pseudosocial que en nada contribuyen a reparar los verdaderos problemas que aquejan a nuestra econom?a.
Publicado por man1968 @ 19:49
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios