Domingo, 26 de marzo de 2006
COLABORACIONES: Por Jes?s Sarmiento

Imagen

Con esto del alto el fuego todos los medios se han puesto manos a la obra para darnos lo mejor. Informaci?n, an?lisis, documentaci?n... En la edici?n digital de La Nueva Espa?a, mi peri?dico preferido, han puesto un especial titulado: "22-M: Tregua de ETA".

Al margen de la ya instaurada tradici?n de reducir el mes a su primera letra (11-S, 11-M, 7-J, 22-M...) y el uso incorrecto de la palabra Tregua, recordemos que ETA ha dicho un alto el fuego, lo que m?s me ha sorprendido y dolido es que en este especial de nuestro peri?dico s?lo se incluye a las v?ctimas asturianas del terrorismo etarra.

Andamos algunos desde Foro Hispania luchando por la Unidad de Espa?a y acciones, inocentes, como esta lo ?nico que hacen es separnos por omisi?n y descuido. ?D?nde est? la referencia a un sufrimiento y amenaza comunes? Es en lo com?n donde se hace Espa?a.

Sin embargo, no es s?lo esta vez cuando La Nueva Espa?a se olvida de las cosas comunes que nos ?nen con el resto de espa?oles. Recuerdo que cuando los hombres y mujeres de la BRILAT, en Cabo Noval, se marcharon a Afganist?n las menciones al origen asturiano de estos militares ray? el absurdo, pues tal parec?a que ?stos pertenec?an a un inexistente Ej?rcito Asturiano en vez de al Espa?ol. La Nueva Espa?a, al igual que muchos otros peri?dicos regionales, se dedican a buscar la relaci?n de cualquier cosa con la tierra. As?, la noticia sobre la primera mujer que comandaba un buque en la Armada espa?ola, estuvo salpicada de los v?nculos (no muy cercanos) que esta mujer manten?a con nuestra tierra.

La Nueva Espa?a sigue una l?nea que, aunque bonita y acorde con los tiempos, no repara en que Asturias es, y sin ella no es, Espa?a. Son constantes los regalos con motivos asturianos: que si un reloj, que si una pulsera del asturianismo, que si una vajilla, cuberter?a y dem?s cosas para que nos quede bien claro de d?nde somos y en d?nde vivimos. Hasta la Virgen de Covadonga ha sido regalada como s?mbolo de Asturias (que lo es), obvi?ndose, quiz?s por desconocimiento o inocencia, que tambi?n es 'cuna de Espa?a'.

No podemos pretender una unidad nacional si no empezamos a corregir peque?os vicios o defectos que, m?s que un estatuto o ley, contribuyen a separarnos de nuestros compatriotas por el mero hecho de negarles la existencia.
Publicado por man1968 @ 21:33
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios