Martes, 21 de marzo de 2006
Por J. Manuel Areces

Imagen

Si alguien ten?a dudas del pasteleo que se traen Zapatero y sus adl?teres con el ala pol?tica de ETA, hoy ha podido dar por aclaradas sus dudas. La desenfrenada salida de toda clase de cargos del PSOE para declarar a favor de la paz, de Otegui y del estatut, ha sido un espect?culo digno de consideraci?n. No qued? papel en la prensa para atender a tanto paniaguado,; resmas y resmas, tal ha sido el volumen de declaraciones que ha sido preciso talar un poco m?s el Amazonas. No se ve?a un despliegue tal de la n?mina socialista desde las elecciones generales.

Y es que la cosa no est? para andarse con chiquitas. El pu?o de hierro se ha impuesto desde Ferraz y Moncloa; tanto a Diputados, Ministros, o Barones, como a toda la retah?la de administrativos, chupatintas, primoshermanos y dem?s correligionarios amamantados por el generoso pecho de la madre PSOE. La consigna est? m?s que clara: al toro se le da paso, y que nadie se mueva desde la barrera; o se cortan subvenciones, limosnas, tentempi?s, obleas dominicales, chollos urban?sticos, presencia en las listas electorales y hasta partes pudendas si procediere.

Imagen

?Ay de mi!, en estas no se mueve ni Alfonso Guerra. Poderoso caballero es don dinero, que dec?a D. Francisco. Ante la perdida de puesto, honores, calesa oficial y jubileo: donde dije digo, digo Diego, o Arnaldo.., que s?, que usted no me entendi? bien, uy que cosas se?or periodista, que yo estoy con la paz.

Imagen

Realmente lo de Rosa D?ez ha servido cuan b?lsamo de fierabr?s. A m?s de uno los dedos se le han hecho hu?spedes, y hasta ha sido presa de sudores febriles. Y es que no es para menos, que en esta Espa?a de pedig?e?os, limosneros y subvencionistas, y con lo que est? de dif?cil el mercado laboral, no se puede andar con bromas. Si el mandam?s dice que chit?n: mire ust? que yo cierro el pico por delante y por detr?s, ?vamos!, que no me meneo, me entienda su us?a y a sus ordenes de vuecencia. Prietas las filas.

El mismo Ibarra ha metido en chiqueros a su incontinencia verbal que se juega la baron?a, y tirando por la calle de en medio y sacando pecho asevera que el estatut es la piedra filosofal, que el juez Marlasca es un Ca?n y no quiere la paz que todos los espa?oles esperamos con los brazos abiertos. C?ndido el fiel fiscal de su amo saca la de siete muelles y tira contra Mariano sin tratarle de usted. El p?nico ha cundido y corre como la p?lvora entre las filas sociatas.

Imagen

La procesi?n comenz? este lunes, sin esperar a la semana santa. Por la calle del humilladero se les ve a todos bajar: Sobrios, penitentes, ungidos en fe y adornados de negro, al son del tambor y la corneta gubernamental. La procesi?n lleva a hombros de Ministros y Barones; costaleros recios, el paso de nuestro se?or Zapatero: padre de la paz, amante de los ni?os de la acera de enfrente, adalid del estado federal, due?o de la ubre de la que todos mamamos. Una manifestaci?n de fe en el poder omn?modo, una visi?n celestial recorre las filas de las legiones de paniaguados, y entre sus falanges surge a coro una voz; -todos a una como en fuenteovejuna, y al que se mueva palo-.

Imagen

Ah? van, por la cuesta abajo, ah? bajan Ferraz, arrastran sus penitencias y lavan sus pecados, llevando a hombros al l?der, por el parque del oeste se llegan hasta la Moncloa. El fiscal general trona contra los Marianos y los Marlascas, el Ibarra arremete contra jueces y fascistas, Rubalcaba lanza venablos contra la prensa reaccionaria. La Salgado con unas tijeras enormes va cortando los cigarros de los viandantes, De la vega, Moratinos y Leire Paj?n, vestidos de lagarteranos encabezan una agrupaci?n de Masais y Tutsis, cuyos tam tams atronan toda la avenida, jarcas de Jerifes ataviados de muslimes y aliados civilizados disparan salvas al aire desde sus camellos.

Imagen

Montilla flagel?ndose sus anchas espaldas, cargado de cadenas y lanzando pestes contra Endesa y la comisi?n europea, a su lado; penitente y sereno, en silencio, Maragall, coronado de espinas prefiere no hacer declaraciones ante el gent?o por aquello de no volver a meter la pata. La tumultuosa comitiva la cierra Pedro Zerolo y sus huestes de gays y lesbianas, todos de riguroso negro, falda larga y peineta, como merece la ocasi?n. Loor de multitudes obreras en pro del esca?o, de la tajada, del cheque a fin de mes y la seguridad de la pensi?n. Todos con Zapatero, Otegui, Mas y el que digan, que tragaderas sobran, pero los garbanzos no se tocan.
Publicado por man1968 @ 22:00
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios