Domingo, 05 de febrero de 2006
Por J. Manuel Areces

Imagen

Las recientes cesiones ante Batasuna, el incumplimiento de la ley de partidos, los olvidos de los fiscales, la purga de Fungairi?o, el estatuto de Catalu?a, la nueva pol?tica del Partido de los socialistas vascos, el aislamiento del PP y la ruptura del pacto antiterrorista: No son tendencias aisladas.
D?a a d?a se va mostrando ante nuestros ojos el plan del gobierno, y sus socios, en toda su integridad. Hoy poseemos datos m?s que suficientes para atisbar el camino que se marca, y en mi modesta opini?n los errores son may?sculos.
Es un error confundir a Irlanda con el Pa?s Vasco, es un error confundir firmeza con derecha, es un gran error ceder ante el violento, y es un crimen dejar de lado la ley y los derechos de los ciudadanos, por el titular y la foto de una tregua.
Hay principios que deben ser irrenunciables para un gobernante, cuando fijamos un modelo de estado, por aprobaci?n mayoritaria del pueblo espa?ol, debe respetarse y defenderse, lo que no se puede es; por la puerta de atr?s, renunciar a ese modelo de estado y definir uno nuevo sin el consenso de los ciudadanos. Parece de p?rvulos explicarlo, pero digamos que sin leyes, sin estado, sin ese contrato com?n, las cosas no funcionan, se penetra en una espiral de perdida de valores, de debilidad y de inestabilidad. Que el pueblo espa?ol quiera la paz, no significa que haya que regalarla, porque hay que valorar lo que se deja en el camino, y lo que se pierde es nada menos que nuestra democracia.

Imagen

Nuestro gobierno est? negociando con asesinos, con militantes que pretenden para las vascongadas un modelo totalitario, que fomenta la limpieza ?tnica y la supresi?n de las libertades, que avala la pena de muerte. O mucho me equivoco o ese no es nuestro modelo de estado, y ning?n gobierno tiene derecho a poner en peligro las libertades b?sicas de los ciudadanos de ninguna de nuestras regiones. Ser?a lo mismo que si apoy?ramos una dictadura en otro pa?s, es moralmente inaceptable pues va en contra de nuestros principios. De ah? que me pregunte, ?qu? principios asisten a nuestros gobernantes?, ?realmente se han hecho esta reflexi?n?.
Estamos en una marejada peligrosa y tratamos con personas sin principios, cuyos fines son incompatibles con los nuestros, por tanto, ?por qu? negociar con ellos?. Siguen poniendo bombas, no se arrepienten de sus cr?menes y no abjuran de sus objetivos, ?por qu? negociar con ellos?.
Para negociar hay que fijar unas bases de partida innegociables, ese fue siempre el principio que rigi? a nuestros gobiernos, hoy se ha dado la vuelta a todo, y las bases son obtener la paz a cualquier precio, y eso no es un buen resultado. Querer la paz es loable, pero si ni Felipe Gonz?lez, ni Aznar la obtuvieron, no fue porque no la deseasen, sino porque no pod?an renunciar en nombre de los ciudadanos a la propia democracia, ni poner en peligro las libertades de los vascos a cambio de una foto. Porque las consecuencias pod?an ser tremendas, y este gobierno no piensa en las consecuencias, viven al d?a y no ven m?s all?. El mandato de un parlamento con una composici?n dudosamente proespa?ola, no legitima a este gobierno en sus negociaciones. Para esta cuesti?n debe preguntarse al com?n de los espa?oles. Tenemos derecho a decidir si queremos vivir en un estado federal, queremos opinar y decir si queremos que los vascos vivan en una dictadura, y sobre todo debemos decirle al gobierno si estamos dispuestos a renunciar a nuestro actual modelo constitucional. Creo firmemente en Espa?a, considero que esta peligrosa coyuntura es pasajera y tendr? soluci?n, pienso que las aguas pueden volver a su cauce. Por que conf?o en mi pueblo, porque soy espa?ol. Hemos vivido crisis mayores y siempre hemos salido adelante. En el contexto de la historia, este es solo un mal gobierno, y como tal es pasajero.

Imagen

Necesitamos revisar inmediatamente la ley de partidos y acudir a un modelo de mayor?as similar al brit?nico, dejando un espacio para que las minor?as hagan o?r su voz, pero que no dejen de ser lo que son; minor?as. Se precisa poner l?mites al modelo territorial. Y si en algo debe perder el estado, sea en favor de la sociedad civil, no de otros miniestados, de reinos de taifas.
Publicado por man1968 @ 10:36
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios