Domingo, 29 de enero de 2006
Por J. Manuel Areces

Imagen

En algunas ocasiones, a todos nos ha tocado vivir inmersos en una espiral de sucesos cr?tica para nuestra vida. Se trata de periodos de tiempo en los que es tal la acumulaci?n de vivencias, desatinos y aconteceres, que apenas si podemos tirar adelante e ir resolviendo nuestros problemas conforme aparecen, son ?pocas en las que dificilmente resulta posible distanciarse y analizar nuestra situaci?n en su conjunto, nos vemos tan inmersos en el problema que perdemos la perspectiva, est?mos afectados psicol?gicamente y es dif?cil mantener el rumbo.

Las naciones son como las personas, pues son la suma de una colectividad, no simplemente unos territorios y unas referencias hist?ricas y culturales, la naci?n es su historia, si, pero m?s peso tiene el d?a a d?a de sus gentes que conforma su devenir en el tiempo.

La vor?gine a la que se ha visto sometida Espa?a en esta ultima legislatura, nos ha sometido a vivir en el d?a a d?a de los sucedidos que acontecen en los patios nacional e internacional. Es tal el c?mulo de sucesos que bien parece que nos hayamos en un torrente cuyo destino es desconocido.

Hasta hace apenas un a?o cre?a firmemente que el gobierno Zapatero sab?a lo que hac?a, que ten?an un prop?sito y luch? firmemente contra su ideario por considerarlo nefasto de ra?z para nuestros intereses colectivos. Hoy descubro que estaba equivocado, pues este gobierno no sabe a donde va, no tiene una hoja de ruta, viven al d?a. Cierto es que en su programa electoral hab?a propuestas de calado t?picas de socialismo espa?ol, como la ley de matrimonios homosexuales o la a?n m?s pol?mica LOE, ?qu? filomarxista puede prescindir de retocar la educaci?n a su antojo para formar futuros votantes?. Pero tambi?n es muy cierto que el resto de acciones pol?ticas de este gobierno est?n marcadas ?nicamente por la satisfacci?n de los grup?sculos que les apoyan y que diariamente reclaman para s? alguna prebenda. De ah? los desatinos del estatuto catal?n, las concesiones a los terroristas, los pagos de peajes a la UGT, y dem?s preces que se han ido comiendo el presupuesto.

Todas estas acciones no cuadran exactamente con lo que conocemos del PSOE en su totalidad, y cabe preguntarse; ?Es Zapatero un malabarista que hace lo que sea preciso por mantenerse en el poder a toda costa, o se trata de un idealista equivocado que realmente se cree lo que dice y hace?, porque, reconozcamos que el personaje despista, y mucho.

Imagen

Creo que nunca nos hemos encontrado con un personaje tan dif?cil de analizar, pero lo que si me preocupa es Espa?a, y creo que es momento de detenerse y analizar la situaci?n, y sobre todo de decidir a donde queremos llegar. Podemos seguir la m?xima de monse?or Escrib?, y si nos ce?imos estrictamente a los hechos, para analizar al hombre que nos gobierna; comienzo a pensar que se trata de tipo que ha llegado al poder a golpe de una suerte incre?ble.

Zapatero hasta llegar ha la secretar?a general del PSOE, no ha sido nada m?s que un gris diputado de provincias. No ha trabajado en ning?n equipo de gobierno, toda su vida la dedic? al politiqueo de provincias, en Le?n, que puedo asegurar que no es precisamente el foro de Roma. Laboralmente tampoco destac? nunca en su quehacer. Zapatero es el t?pico hombre de partido, cuya buena suerte le ha permitido escalar hasta el m?s alto puesto en una carrera facilona.

A los que nos ha tocado bregar duramente y sabemos que solo el esfuerzo permite llegar a obtener el triunfo, a los que cada d?a nos toca sudar sangre, y hemos aprendido tanto a perder como a ganar; este tipo de personajes nos dan dentera. Y no es envidia, es experiencia, en su caso; la falta de experiencia.

Imagen

Creo que todo lo que nos esta sucediendo puede entenderse si cambiamos el prisma, si observamos la pol?tica en primera divisi?n nacional, como si fu?ramos un politiquillo de Le?n que ni tan siquiera ha sido Alcalde de un pueblo. De la noche a la ma?ana pasamos del local del partido a las cortes, al d?a siguiente al frente del aparato de Ferraz y m?s tarde a la presidencia del gobierno: Un tipo as?, solo puede creer en su suerte y pensar que es invencible, la sal de la tierra y el ungido de los dioses. Si de repente nos vemos rodeados de aduladores, de protocolo y dem?s far?ndula, pues perdemos el norte, de echo perdemos la br?jula. Y ese es el caso de Zapatero, un hombre fuera de la realidad que juega a la pol?tica.

De ah? que es probable que su discurso de Bambi pueda hasta ser sincero, se lo cree, vive fuera del mundo real. Nunca pensamos en un escenario semejante, el de un cualquiera que llega al poder. Por eso los de la oposici?n no dan una a derechas, porque est?n en una dimensi?n distinta.

Desgraciadamente se me ocurren dos finales para esta historia; uno es que m?s grande ser? su ca?da, y dos, y muy probable; que el pueblo se crea sus patra?as y que poco a poco se perfile un dictadorzuelo. Puede parecer fuerte lo que digo, pero si mi tesis anterior es acertada, coligo que los que le sostienen en el poder, las minor?as nacionalistas, no podr?n encontrar mejor chollo para sus fines, ellos nunca desearon estar en la Moncloa y mojarse, es mejor estar tras el tel?n y mover los hilos de la marioneta. Las encuestas nos informan de un crecimiento en la perspectiva de voto de estos partidos, la ley electoral permite y fomenta su representaci?n, nunca se dio mejor escenario para lograr su para?so federal. Un gobierno sometido, un presidente que vive en un mundo imaginario y el poder real en su manos. Por tanto mantendr?n a Zapatero en el poder per secula in seculorum.

Albert Camus dijo que La tiran?a totalitaria no se edifica sobre las virtudes de los totalitarios, sino sobre las faltas de los dem?cratas. Y nuestras faltas, a?ado, las ha se?alado el consejo de estado en su informe; O ponemos un tope a las cesiones del estado, y cambiamos la ley electoral o esto no va se va a poder tomar m?s que con pinzas.

Imagen

Espa?a est? en una encrucijada, los avatares del destino nos han llevado a esta posici?n, y aqu? nos jugamos mucho, tanto como el modelo de estado, lo que se traduce en el bien com?n de m?s de cuarenta millones de personas, o sea; garbanzos. E insisto, no nos enga?emos, el poder no est? en manos de Zapatero, sino en las de sus socios. Debemos de preguntarnos, ?Quo vadis Hispania?, y anticipar soluciones para un futuro que ya est? aqu?. Es el momento de traer reformas, de centrar las cosas, de mirar con perspectiva. Debemos reflexionar sobre la ley electoral, la constituci?n, la importancia de los partidos monol?ticos (sin listas abiertas), y la necesaria representatividad de la sociedad civil en la gobernaci?n de algunas instituciones, del papel de los sindicatos y otros lobbys.

En definitiva estoy hablando de libertad o de tiran?a, y de paz social o de su ausencia. Hoy debemos hablar de futuro para los espa?oles y no de coyunturas. Pues los sucesos del d?a act?an como cortina de humo y desv?an nuestra atenci?n de lo que realmente importa.
Publicado por man1968 @ 9:46
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios