Martes, 18 de septiembre de 2007
Han pasado unas horas desde el comienzo oficial, a las doce de la noche de ayer, del fin de la falsa tregua de la banda ETA. La de ayer fue una jornada trepidante de comunicados y declaraciones por parte de pol?ticos, personalidades de diverso pelaje, analistas y batasunos, pero para el com?n de los espa?oles hay una declaraci?n, la m?s esperada, la m?s necesaria; la del Presidente del gobierno que nos ha dejado helados. Zapatero como siempre; ni quito ni pongo, ni fr?o ni caliente, y que a mi plim.

Algunos cientos de miles de espa?oles llevamos 14 meses llevando a las calles nuestra protesta, nuestro clamor para expresar que el ?nico camino con ETA es su derrota, que el ?nico espacio para sus componentes es la c?rcel, que en definitiva; el dialogo y la cesi?n no son posibles sencillamente porque lo que piden es inadmisible para un estado de derecho. Solamente los ciudadanos de a pi? hemos cumplido con la obligaci?n sagrada de sostener nuestra honra como naci?n ante la dejaci?n de funciones del estado, en las calles los individuos an?nimos hemos mantenido el pulso a ETA, hemos sostenido la lucha, no hemos cedido; dijimos alto y claro que en nuestro nombre no se negociaba. Tras escuchar la indefinida declaraci?n del se?or Zapatero, reconoc? a un hombre que no llegaba a su camisa, a un personaje d?bil que parec?a tender un ?ltimo puente de comunicaci?n a los terroristas, a un hombrecillo que se aferraba a un postrer hilo de esperanza, que vive en una burbuja y no es capaz de reconocer su craso error.

Lo que debe preguntarse la sociedad espa?ola es si desea salir de esa burbuja en la que hemos convivido con el Presidente. Conviene recordar las cosas: hemos pasado este a?o por el trago de escuchar a los hermeneutas socialistas y allegados explicarnos los cambios de sensibilidad en la ?izquierda Abertzale?, las bondades del Otegui el ?hombre de paz?, la factibilidad del ?proceso de paz?, hemos visto iluminarse los rostros de muchos cr?dulos con la perspectiva de una pax a la irlandesa.

Entre tanto ETA robaba pistolas, probaba coches bomba, reanudaba la guerra urbana, formaba comandos y extorsionaba a empresarios, todo ante la mirada impasible de nuestros gobernantes. Frente a ello, Fungairi?o o Rosa D?ez eran purgados, Conde Pumpido somet?a la carrera fiscal a las demandas terroristas, se permit?a al PCTV campar por sus respetos en el parlamento vasco, Otegui y su formaci?n ilegal sal?an a las calles, a cara descubierta, sin presi?n policial, y finalmente el asesino en serie, De Juana, sal?a a la calle tan campante. La guinda se sirvi? en estas elecciones municipales, con el proceso de negociaci?n ya fiambre, con la alerta por la cesi?n de Navarra; un Zapatero necesitado de una victoria electoral, consciente de que las negociaciones hab?an fracasado, ama?? con los asesinos un pacto in extremis; dejar presentarse a ANV a cambio de no sufrir atentados durante la campa?a. Bien, no s? que m?s debe suceder para que la Espa?a adormecida por el pensamiento Alicia despierte ante la cruda realidad que jam?s dejo de estar presente: Se?ores, ETA les ha enga?ado, Zapatero miente m?s que habla, es un iluminado, ?qu? piensan hacer por la naci?n?.

Me niego a creer que hayamos llegado a tal grado de pasotismo, dejadez, hedonismo y ceguera, como para no salir a las calles para derribar a este gobierno y enviar a su Presidente a la c?rcel por traidor; por poner en peligro nuestra seguridad, por saltarse la moralidad a la torera, por humillar y perseguir a las v?ctimas.

Solo caben las siguientes medidas con car?cter de urgencia: Devolver a De Juana a la c?rcel, condenar a Otegui y toda su banda, ilegalizar el PCTV y ANV (el art?culo 12 de la ley de partidos permite evitar que tomen posesi?n de sus cargos), perseguir a ETA hasta las ant?podas y meter a los violentos cachorros callejeros en la c?rcel, punto y final.

Algunos analistas reclamaban ayer todas estas medidas al Presidente del gobierno, lamentablemente no puede ser, este se?or no es de la confianza de la naci?n espa?ola, porque ha traicionado lo m?s sagrado en aras del inter?s de su partido. No es v?lido reclamar el mensaje de la unidad frente al terror como tabla de salvaci?n para un gobierno fenecido, es otra trampa m?s, porque este gobierno, este Presidente son del inter?s de ETA. Solo cabe la derrota de los terroristas, su persecuci?n si tregua, la ?paz? sin tal derrota es una ilusi?n, pero sin Zapatero se?ores, no se enga?en, se precisa la unidad pero guiada por una mano firme y honrada, hora es de reclamar responsabilidades. Zapatero debe dimitir o ser dimitido ipso facto, su tiempo ha pasado, se lo llev? el cierzo etarra junto a sus falsas esperanzas.
Publicado por man1968 @ 12:05
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios